BLOG

Diferentes tipos de vino, diferentes tipos de copa

Bodega Iniesta tamaño copas

Muchas veces al asistir a una comida o a un evento, nos encontramos en la mesa varias copas de diferentes formas y tamaños. ¿Te has preguntado para que bebida es cada una? Pues no te preocupes, porque en este artículo os explicaremos que tipo de copa hay que usar para cada vino.

A lo largo de la historia, hemos usado muchos recipientes diferentes para beber. Desde una vasija hasta una taza de metal. Y es que somos muy perfeccionistas y queremos beber de la mejor forma posible sin que el recipiente afecte de alguna forma a la bebida.

Es por eso por lo que hoy nos centraremos en intentar explicaros cuales son las diferentes copas que se usan para cada tipo de vino.

VINO TINTO

Para el vino tinto usaremos una copa ancha, de gran cavidad y abombada. Normalmente, los vinos con más cuerpo se suelen servir en copas ligeramente más grandes de lo normal, para que el vino “respire”.

Se debe llenar hasta un 1/3 de su capacidad. Seleccionando una copa con forma de globo obtendremos una mejor percepción del sabor y permitiremos desarrollar su “bouquet” completo.

Es mejor usar una copa libre de grabados y que sea transparente y fina para poder apreciar así el color del vino en todo su esplendor.

VINO BLANCO

Usaremos una copa algo más pequeña y estrecha que la copa de vino tinto ya que el vino blanco se debe tomar frío.

Debemos rellenar la copa a 2/5 de su capacidad como máximo. Muchas veces nos hacemos la pregunta de si es posible beber vino blanco en las copas de tinto, y la respuesta es sí, aunque como hemos mencionado lo ideal es que sea un poco más pequeña para mantener la temperatura.

ESPUMOSOS/CHAMPÁN

Para este tipo de vino, la copa debe ser: alta, de cuerpo largo, aflautada, y corta de pie. La finalidad de este tipo de copas es retener las burbujas de los vinos espumosos o del champán y mantener el vino frío. No recomendamos las conocidas copas planas de champán ya que las burbujas se escapan y se calienta el vino demasiado pronto.

Para estas copas, la cantidad de vino que debe contener es de 4/5 de su capacidad.

RECOMENDACIONES GENERALES

Es preferible que todas las copas que compremos tengan los bordes laminados, ya que así tendremos copas con un mejor acabado y el tacto con la boca será mucho más agradable.

Os recomendamos que compréis copas que puedan lavarse en el lavavajillas, ya que os ahorrarán tiempo y dinero. Si ya tienes copas y son de las que no se pueden lavar en lavavajillas, os recomendamos que las lavéis con agua caliente y poco jabón.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a dejar las copas almacenadas boca abajo una vez limpias, y esto es un error, ya que se puede quedar aire viciado dentro de la copa y si no las lavamos antes de volver a usarlas, destruiremos uno de los placeres de tomar vino, oler su aroma.

Si vas a volver a usar las copas después de mucho tiempo almacenadas, os recomendamos que las enjuaguéis con agua caliente ya que pueden contener restos de jabón o detergente y esto arruinaría un vino espumoso ya que hace desaparecer las burbujas.

Os recomendamos copas con un tallo alto para no tocar en demasía el cáliz de la copa y así calentar el vino.

Si sólo queréis tener un juego de copas en casa, os recomendamos que sean del tipo tulipán. Estas copas tienen un cáliz amplio y una boca más estrecha que permite a los vinos tintos respirar y a su vez mantiene bien la temperatura de los vinos blancos.

¡Y esto es todo amigos! Ahora sólo nos falta disfrutar de nuestra copa de vino ;)

 

Share on Facebook0
Share on Google+0
Tweet about this on Twitter0
Share on LinkedIn0
Pin on Pinterest0

Un pensamiento en “Diferentes tipos de vino, diferentes tipos de copa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>